Cáncer de Seno: no todo está perdido

De acuerdo a datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año se producen 1,38 millones de nuevos casos y 458.000 muertes por esta enfermedad que afecta principalmente (aunque no de manera exclusiva), a las mujeres; se trata del cáncer de mama o seno, el más frecuente de todos los cánceres entre las damas, tanto en los países desarrollados como en aquellos en vías de desarrollo.

El doctor Jairo D. Bascetta Ramírez, Cirujano Oncólogo – Mastólogo, lo define como: “el crecimiento anormal, alterado y sin control de las células que conforman el tejido o glándula mamaria” e indica que puede presentarse de diversas formas, según el tejido que afecte en el seno, ya sea conductos, lobulillos (los más frecuentes) o tejido de sostén: vasos sanguíneos, tejido graso, piel (estos últimos menos frecuentes).

El cáncer de mama y sus etapas

De acuerdo con el Dr. Bascetta, el cáncer de mama se divide en cuatro estadios clínicos o etapas, los estadios I y II son cánceres en etapa temprana, mientras que el estadio III se considera localmente avanzado y el estadio IV corresponde a la etapa “donde ya hay afectación de órganos a distancia”. Esta clasificación se basa en el Sistema TNM del “American Joint Committee on Cancer” (AJCC), que evalúa Tamaño, Nódulo y Metástasis, siendo esta última la reproducción o extensión de una enfermedad o de un tumor a otra parte del cuerpo.

Aunque se le considera una enfermedad femenina, como mencionamos previamente, también puede llegar a afectar a hombres, si bien resulta muy infrecuente (alrededor del 1% del total), existen tales casos, ya que como nos recuerda el oncólogo y mastólogo: “el hombre también posee glándula mamaria, aunque rudimentaria (no desarrollada), la cual puede ser asiento de este tipo de cáncer”.

Factores de riesgo

Para el Dr. Jairo, un factor de riesgo “es todo aquello que aumenta sus probabilidades de padecer una enfermedad, como el cáncer”, sin embargo, tener uno o varios de estos, no implica que necesariamente llegue a desarrollar la enfermedad. En este sentido, el doctor explica que existen dos clases de factores, aquellos sobre los que no se tiene ningún tipo de control (como los antecedentes familiares y la edad) y otros que son modificables, como:

  • Bebidas alcohólicas
  • Sobrepeso y obesidad
  • Tabaco
  • Inactividad física
  • Alimentación rica en grasas y aditivos
  • No lactancia
  • Uso prolongado de anticonceptivos
  • Terapia hormonal post menopausia
  • Implantes mamarios

Herencia y cáncer de seno

Bascetta también indica que “algunas mujeres heredan cambios (mutaciones) en ciertos genes que aumentan su riesgo de cáncer de seno.” No obstante, aunque alrededor del 5% al 10% de los casos de cáncer de seno son hereditarios, “la mayoría de las mujeres con antecedentes familiares de cáncer de seno no tiene un cambio genético hereditario que afecte en gran medida su riesgo.”

Mejor prevenir que lamentar

Cabe destacar que el mejor aliado de las damas es la prevención y la detección temprana, en este sentido, los exámenes físicos de los senos realizados de forma habitual por un profesional de la salud (examen clínico) y/o los autoexámenes de mamas, tienden a detectar el problema cuando ya hay bultos o masas (que también suelen detectarse durante actividades comunes como bañarse o vestirse), lo que significa que la enfermedad ya es sintomática, explica el cirujano.

De ser detectada la presencia de un cáncer de seno existen diversas opciones de tratamiento, pero de eso estaremos hablando en un próximo artículo, sin embargo, para el especialista, lo primordial sigue siendo la detección temprana, y en esto la telemedicina viene a ser un gran aliado que permite el análisis a distancia de los estudios de imágenes realizados, como un primer abordaje para prevenir o hacer detección temprana de cualquier situación. Finalmente, la recomendación del Dr. Jairo D. Bascetta Ramírez, Cirujano Oncólogo – Mastólogo es: “consultar a su médico de confianza o preferiblemente un especialista en el área. Ante cualquier duda o inquietud siempre es mejor consultar. El cáncer diagnosticado a tiempo es curable. Solo se debe consultar”.

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros que nos ayudan a mejorar su experiencia de usuario, análisis y publicidad. Si continúa navegando, acepta los términos y condiciones expresados en nuestras Políticas de Cookies.

OK